Porcentaje de “todos” y “algunos” derechos reservados

De las ya 18.000 obras registradas en Safe Creative sólo una de cada cuatro opta por opciones de derechos copyleft (?)

Es curioso.
Al comenzar el proyecto hubiéramos apostado por la tendencia inversa, convencidos de que un registro global podría resultar más útil a las opciones copyleft, en las que, por dejar algunos derechos libres, parece lógico suponer que necesitan más la protección frente a usos no autorizados.

Es posible que la razón que esta diferencia sea porque las obras con todos los derechos reservados son gran mayoría, o porque sus autores prefieren registrar los derechos, o… (?)

Los porcentajes de licencias utilizadas, sobre 18.000 obras registradas son:

Proporción Copyright - Copyleft

72,8% – Todos los derechos reservados
12,9% – CC No comercial sin obra derivada
6,3% – CC No comercial compartir igual
3,3% – CC No comercial
2,1% – CC Reconocimiento
1,2% – CC compartir igual
0,7% – CC Sin obra derivada
0,4% – GNU LGPL
0,3% – GNU GPL
0,1% – GNU FDL

  16 comments for “Porcentaje de “todos” y “algunos” derechos reservados

  1. 9 mayo, 2016 at 11:15

    @Maria, la cuenta básica no es adecuada para tu objetivo pues sólo puedes declarar obras con “algunos derechos reservados”, esto es, que otros podrían usar la obra directamente para usos condicionados de forma gratuita. Tendrás que considerar la cuenta profesional: http://www.safecreative.org/pro que te permite registrar con “todos los derechos reservados”.

  2. Maria
    9 mayo, 2016 at 04:01

    Hola ,tengo la cuenta básica y gratuita ,y no entiendo bien que conlleva la licencia libre,ya que quiero registrar mi obra para cortometraje , para comercializarla en un futuro y no deseo que otros la vean ni puedan hacer uso de la misma,¿que me recomiendan?

  3. 14 julio, 2008 at 12:15

    En efecto. Son dos siglos de uso casi exclusivo del sistema de copyright y está muy arraigado. Al final creo que del conjunto de obras que se crean en general en Internet, SafeCreative parece demostrar que la tendencia es a usar más licencias libres sobre todo entre la gente que más preocupación tiene por todo el tema de la propiedad intelectual.

  4. Álvaro del Olmo
    14 julio, 2008 at 08:47

    “Estábamos convencidos de que un registro global podría resultar más útil a las opciones copyleft…”. Y es así. Ocurre que eso no quita que la gran mayoría de obras sigan requiriendo un copyright al uso. Este podrá ser un buen lugar para las obras con copyleft, pero eso no implica que también lo sea para las de copyright.

  5. 23 junio, 2008 at 13:36

    Te logueas, vas a tu obra le ds a ver, y alli elijes, etiqutas, certificado o lo que quieras de las opciones que hay.

  6. 23 junio, 2008 at 13:24

    Hola Rafael, tu consulta ha sido pasada a soporte.

  7. rafael
    20 junio, 2008 at 11:39

    Hola. como puede acceder al registro de mis obras, para bajar etiquetas de los citados registros.
    Es urgente por favor.

    Saludos

  8. 9 junio, 2008 at 08:45

    En efecto la gente sigue pensando un clave de pasado pero es hasta cierto punto normal. Digamos que “toda la vida” de los creadores actuales ha sido en un ambiente de copyright estricto y cuesta cambiar.
    El paso de creadores CC a C es curioso y creo que se debe más a que en principio se acojen a las licencias libres más por moda que por convencimiento. En esto reside un hecho fundamental, la gente no conoce bien las implicaciones reales de uno u otro tipo de licencia y ante la duda optan por evitar ceder derecho alguno.

  9. 8 junio, 2008 at 15:54

    Hola, desde octubre del año pasado inicié el registro de mis obras y todas las he registrado con licencias CC, sólo reservando los derechos de comercialización.

    La gran mayoría de escritores siguen pensando de manera anacrónica. Creen que los tiempos no han cambiado y peor aún se niegan a utilizar las nuevas herramientas, prueba de ello se ve en estos porcentajes. Algo que desde mi punto de vista preocupa más, es el hecho de que aún quienes conocen las licencias CC siguen optando por (c). Espero que al paso del tiempo esto vaya cambiando.

    Saludos letransfusionados y alucinados. 😉

  10. 4 junio, 2008 at 11:01

    Carlosues dice “si se refieren a que no sabes donde suena si, tienen razón..”
    Ja, ja Carlos y te crees que el copyright sí? 😉
    Internet, entre otras cosas, ofrece la posibilidad de que sepas eso al menos en un porcentaje y con una mayor “proporcionalidad entre autores” en esos sitemas que dicen de “muestreo estadístico”
    Todo esto viene porque todavía no está implantado con normalidad, estamos en sus comienzos.

  11. 28 mayo, 2008 at 10:44

    En efecto, de hecho creo que es importante una labor didáctica que explique las ventajas y desventajas de todas las licencias. Explicar cómo funcionan y en qué casos unas son más recomendables que otras.
    Mi experiencia personal con CC es muy buena. Hace bien poco y a pesar de tener mis fotos con (cc) by-sa me escribieron para pedirme permiso expreso para publicar una foto como portada de una novela. Lógicamente no tenían porqué pedirme permiso, pero lo hicieron comentando al mismo tiempo que no podrían pagarme… y digo yo ¿para qué querría que me pagaran? Lo bueno es que sea posible que la publiquen y quién sabe qué pasará en el futuro.

  12. 28 mayo, 2008 at 08:52

    Es desconocimiento y por otra parte el mensaje que, desde segun que entidades, se manda sobre que con CC el autor pierde el control de su obra, si se refieren a que no sabes donde suena si, tienen razón , pero…¿El autor quiere que su obra se divulgue o saber donde suena?, evidentemente nunca sabrás si suena en una tienda de Valladolid pero si tendrás el control si alguien la quiere comercializar, no controlas si un grupo local interpreta tu canción en las fiestas de su pueblo, pero si un artista quiere sacar un disco con ella y venderlo deberá acordar remuneración contigo.

  13. Javier v
    24 mayo, 2008 at 18:48

    Me parece que la concepción de compatibilidad entre tener derechos de la obra con una posibilidad real de comercialización y a la vez una difusión libre de la propiedad intelectual no está en la mentalidad general. Hay cierta desconfianza a ese tipo de difusión por pensarse cómo contraproducente. Quizás sea la excepción pero yo permito la libre difusión de obras que también quiero comercializar de serme posible.

  14. 15 mayo, 2008 at 07:14

    En efecto creo que tiene mucho que ver con la tradición y el desconocimiento de las licencias y su uso. Las licencias libres se adaptan mucho mejor al contexto digital pero la gente conoce y está acostumbrada al concepto anglosajón del (c). De hecho este es un concepto relativamente nuevo y con el tiempo se irá descartando.

    Ahora mismo sí se observa que mucha gente usa las CC pensando que está muy de moda y luego van y cambian a (c) en cuanto dejan de ver ventajas, que no es que no existan, al contrario, pero son más a medio plazo.

    Sobre el uso comercial, las CC by-nc y similares, impiden uso comercial sin permiso. Son muy adecuadas para publicitarse en Internet y mantener el control de la explotación económica.

  15. 13 mayo, 2008 at 12:01

    Probablemente, por falta de “tradición” en este aspecto, las licencias CC son empleadas por personas que no tienen interés en explotar comercialmente sus producciones, mientras que las personas que trabajan con miras comerciales tienden a reservarse todos los derechos.

    Muy probablemente, muchas de las personas que carecen de interés comercial simplemente no se molestan ni en registrar sus obras. Simplemente les da igual lo que suceda con ellas o incluso piensen que sus obras “no merecen” ser registradas.

    Entiendo que a medida que pase el tiempo y la gente adquiera cultura relacionada con la propiedad intelectual y las licencias la tendencia se irá igualando, pues muchos trabajos no registrados lo estarán bajo algún tipo de CC, mientras que muchas otras personas pasarán del CR al CC. Lo que es más improbable es que la gente que emplea CC pase a usar CR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *