Diseño Industral y Propiedad Intelectual según la OMPI

Necklace drawing
“Drawing of a necklace”, Mauro Cateb, CC by-sa

¿Pueden registrarse diseños de moda, artesanía o diseño industral en un registro de propiedad intelectual?

Entre las muchas dudas que nos planteáis, una de las recurrentes tiene que ver con el registro de obras de artesanía y diseño que rozan el límite entre lo que se considera propiedad intelectual y propiedad industrial. Este terreno fronterizo es tema de debate incluso entre expertos, pues hay diferentes opiniones y todo puede argumentarse de varias formas. Con el ánimo de ser lo más pragmáticos posible, vamos a intentar aclarar esta duda de manera clara y neutral, para que vosotros podáis tomar la decisión que más se ajuste a vuestras necesidades.

Hay razones en contra, y en caso de llegar a juicio, por ejemplo, disponer de un registro realizado en la oficina de patentes y marcas del país correspondiente será una prueba con mayores garantías o que planteará menos dudas.

Sin embargo, como siempre, recordamos que es aconsejable contar con pruebas redundantes que den aún más solidez a la autoría. Registrar este tipo de obras como propiedad intelectual también es posible en ciertos países de acuerdo con la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual). Es lo que se conoce como “protección acumulativa”.

A continuación citamos un extracto de la traducción del documento de 2002 “Los diseños industrales y su relación con las obras de artes aplicadas y las marcas tridimensionales”:

Superposición con el derecho de autor

22. La doble naturaleza de los diseños industriales, como creaciones funcionales a la vez que estéticas, plantea como mínimo dos formas de protección, a saber, la protección por derecho de autor y la protección mediante un sistema sui generis. En función de que uno o ambos sistemas de protección sean aplicables de forma alternativa o simultánea pueden contemplarse tres opciones, a saber, protección acumulativa o doble, separación de los sistemas de protección y superposición parcial de los sistemas de protección.

Protección acumulativa

23. Con arreglo a ese enfoque, el sistema de derecho de autor y el sistema sui generis de protección de los diseños industriales funcionan simultáneamente y son independientes además de superponerse recíproca y automáticamente. El diseño industrial gozará así de protección en virtud de los dos sistemas de conformidad con las normas y condiciones específicas aplicables en virtud de cada uno de ellos. El diseño será objeto de protección por derecho de autor como obra de arte (o de arte aplicada) y de protección especial en virtud del sistema de protección sui generis de los diseños.

24. En varios países, en particular, Francia, que fue el primer país en afianzarla, la protección acumulativa está basada en la teoría de la unidad del arte (l’unité de l’art). Esa teoría propugna que el arte puede expresarse de muchas formas y fijarse en cualquier soporte material. Se considera que el arte es un concepto unitario y que las creaciones artísticas no deben distinguirse ni discriminarse sobre la base del interés estético o del modo de expresión. En la medida en que una obra exprese la personalidad de su creador, merece reconocimiento como obra de arte. Y en ese sentido, las expresiones artísticas no pueden descalificarse por el mero hecho de estar fijadas o incorporadas en un artículo utilitario.

25. Con arreglo a la protección acumulativa, un diseño industrial (análogamente a las obras de arte) queda protegido por derecho de autor desde el momento de su creación o fijación en formato tangible, en función de lo que disponga la legislación. Además, ese mismo diseño puede beneficiarse de protección en virtud de una ley especial sobre los diseños a partir de la fecha de registro o de depósito del diseño o de la primera distribución comercial del producto en cuestión si la legislación así lo dispone.

26. La protección acumulativa suele aplicarse mediante la introducción de cláusulas de no-prioridad en las leyes de propiedad intelectual. En esas cláusulas se estipula expresamente que la protección de un diseño industrial o de una obra de arte aplicada en virtud de la ley aplicable se entenderá sin perjuicio de la protección del mismo diseño u obra estipulada en otras leyes aplicables. Ese mismo enfoque se propone en la Ley-tipo de la OMPI sobre dibujos y modelos industriales.

Copyright, trademark and patent (?)
Images by BusinessSarah (CC by) and ACME Squares (CC by-sa)

Protección independiente

27. En contraposición al sistema de protección acumulativa está la opción de separar el sistema de protección de los diseños industriales del sistema de protección de las obras de arte. Con arreglo a este enfoque, los diseños industriales (es decir, los diseños de objetos funcionales) sólo son susceptibles de protección como tales en virtud de un sistema especial relativo a los diseños industriales. Se parte de la base de la no asimilación de los diseños industriales a las obras de arte protegidas por derecho de autor.

28. En los países que han adoptado ese enfoque, por ejemplo, los Estados Unidos de América y (anteriormente) Italia, la protección por derecho de autor se reserva exclusivamente a las obras de arte. Por consiguiente, la forma o configuración general de los productos utilitarios, los productos industriales o productos de consumo no son susceptibles de protección por derecho de autor, independientemente de que dicha forma o configuración ofrezcan valor o interés estético. Esa separación estricta obedece al objetivo de impedir que las creaciones funcionales (técnicas) eludan las condiciones más estrictas que exigen (en particular) las legislaciones de patentes y de modelos de utilidad para la obtención de protección contra la copia.

29. La exclusión de los diseños industriales del ámbito de protección por derecho de autor se basa en la noción de “divisibilidad” e “independencia” de la forma o configuración respecto del producto en el que está incorporada. Para que la forma o configuración de un producto gocen de protección por derecho de autor, es necesario que puedan apreciarse de forma separada y que sean independientes de los aspectos funcionales del producto en el que estén incorporadas. El diseño debe poder “disociarse” del producto en el que esté incorporado.

30. Es evidente que la “separación” o “disociación” del diseño, del objeto en el que esté incorporado, es posible en los casos en los que el propio objeto fuera primordialmente una obra de arte y se haya utilizado o aplicado a un artículo utilitario. Por ejemplo, un par de delfines esculpidos pueden utilizarse como pimentero y salero. Y ese juego de sal y pimienta puede protegerse por derecho de autor a título de obra escultural independientemente de su aplicación como accesorio de mesa. Ahora bien, de conformidad con la teoría de la disociación, la forma o configuración de la mayor parte de los productos industriales y de consumo no son susceptibles de protección por derecho de autor puesto que, por lo general, no pueden “separarse” o examinarse de forma independiente de los propios objetos. Por consiguiente, en términos general, la forma de los objetos, como los muebles, los aparatos domésticos y la indumentaria no son susceptibles de protección por derecho de autor. La forma de esos objetos sólo puede protegerse a título de diseños industriales en virtud de leyes especiales aplicadas con esos fines.

Superposición parcial

31. A caballo entre el enfoque de protección simultánea, automática y acumulativa de los diseños industriales por medio de la legislación de derecho de autor y de una legislación especial, y el enfoque de separar totalmente los sistemas de protección, estaría un enfoque de protección de los diseños industriales, concretamente, de la forma o el aspecto exterior de todo producto utilitario, industrial, o de consumo, autorizándose la protección por derecho de autor en caso de que el diseño pudiera considerarse una obra de arte (o de arte aplicada). Ese sistema se aplica o aplicaba, por ejemplo, en virtud de la Ley de Dibujos y Modelos del Benelux y en Alemania, los países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia) y Suiza.

Fashion designs, sketches
“Fashion sketches” by Maegan Tintari, CC by

32. Ahora bien, en la práctica, muchos de los países que contemplaban la protección por derecho de autor de los diseños de productos utilitarios han aplicado normas estrictas en relación con el nivel estético que debe presentar la forma o configuración concretas de un artículo para ser consideradas obras de arte a los fines del derecho de autor. Por ejemplo, en la Ley de Dibujos y Modelos del Benelux se estipula expresamente que todo diseño que presente “características artísticas acentuadas” puede ser protegido en virtud de la legislación sobre diseños a la vez que con arreglo a la legislación de derecho de autor de los países del Benelux a condición de que se reúnan los requisitos para la aplicación de ambas legislaciones. Por otro lado, los diseños que no presenten características artísticas apreciables se excluyen expresamente del ámbito de protección por derecho de autor.

33. En los países que han adoptado ese enfoque, los tribunales suelen exigir que el diseño industrial presente un “carácter artístico” elevado como condición para gozar de protección por derecho de autor. Los diseños que, a juicio de los tribunales, no presenten suficiente originalidad estética o valor artístico, no serán considerados obras de arte por lo que no podrán gozar de protección por derecho de autor. Dado que la gran mayoría de los productos de consumo no reúnen esas normas tan estrictas, raramente puede aplicarse la doble protección, por derecho de autor y en virtud de la legislación sobre los diseños industriales. Es probable que esa situación cambie en cierta medida en lo que respecta a los países de la Unión Europea, pues en la Directiva Europea sobre los dibujos y modelos industriales se estipula que los diseños industriales registrados en un país de conformidad con la Directiva también pueden ser protegidos en virtud de la legislación de derecho de autor de ese país. Ahora bien, se estipula también que incumbe a cada Estado determinar las condiciones con arreglo a las cuales se concederá dicha protección, “incluido el grado de originalidad exigido”.

34. Análogamente, la superposición parcial de los sistemas de protección puede quedar supeditada a que la forma de un artículo utilitario se considere una obra de “artesanía” o una obra de puro diseño industrial. Por ejemplo, en virtud de la legislación de derecho de autor de los Estados Unidos de América, las obras de artesanía artística incorporadas en artículos utilitarios como las vajillas, cristalerías, cubertería y joyería serán susceptibles de protección por derecho de autor aun cuando puedan ser protegidas como diseños en virtud de la legislación sobre patentes. En lo que respecta a las configuraciones de ese tipo, la superposición de sistemas de protección es posible en la práctica.”*

Observaciones a tener en cuenta:

Los registros de propiedad industrial operan de forma independiente dentro de cada país; es decir, que para proteger un diseño a nivel internacional habría que registrarlo en cada uno de los estados donde existiera riesgo de plagio.

En el caso de los registros de propiedad intelectual, puede darse la misma situación. No obstante, la prueba generada por Safe Creative se ajusta a las directrices del Convenio de Berna, de modo que el registro es válido en todos los países firmantes.


* Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Comité Permanente sobre el Derecho de Marcas, Dibujos y Modelos Industrales e Indicaciones Geográficas, novena sesión, Ginebra, 11 a 15 de noviembre de 2002, Los diseños industrales y su relación con las obras de artes aplicadas y las marcas tridimensionales. Ginebra: 1 de octubre de 2002. P. 12-15. http://www.wipo.int/edocs/mdocs/sct/es/sct_9/sct_9_6.pdf

  6 comments for “Diseño Industral y Propiedad Intelectual según la OMPI

  1. 23 enero, 2017 at 11:13

    @Pier, es muy buena pregunta y ciertamente complicada. Ten en cuenta que nuestro ámbito principal de conocimiento no es el de las marcas. Normalmente se entiende que ciertos elementos marcarios pueden aparecer en obras de terceros, como no puede ser de otra forma. De hecho las marcas son para eso, para ser reconocidas como tales fácilmente ya sea en la calle, en TV, en citas de éstas en literatura, etc. Normalmente aquí entrará un poco la intención y un abogado experto en marcas seguro que te puede asesorar mejor. A priori no debería haber problema, pero podría llegar a existir si, por ejemplo te dedicaras a vender dibujos de Ferraris o Mustangs con sus marcas, etc y pudiera inferirse que son dibujos oficiales autorizados por dichas marcas. Mientras no sea sí, y quede claro que esas marcas están en el contexto de una obra más general con otros elementos, si no puede existir confusión de cara al consumidor, probablemente no debería haber problema. Otro factor a tener en cuenta sería si esas marcas se muestran en contextos claramente negativos, donde podría también haber algún problema. Muchas veces las marcas han intentado usar sus derechos como marcas en contextos donde se hace denuncia hacia ellas y casi siempre que se hace pasar un producto por oficial de dicha marca. Eso es lo que deberías tener en cuenta. Pero como comentamos lo mejor es consultar con un abogado experto en marcas.

  2. 23 enero, 2017 at 11:04

    @pier imagino que te refieres a que te ha salido un aviso de comentario duplicado. Verás, debido al volumen de spam que recibimos tenemos que moderar los comentarios, pero ten paciencia, que todo lo legítimo se acaba publicando.

  3. Pier
    22 enero, 2017 at 17:41

    Y si est’a duplicado ¿por qué no aparece?

  4. Pier
    21 enero, 2017 at 19:55

    Esta pregunta la he hecho en otros foros pero nadie la responde: Si hago por ejemplo ilustraciones de escenas ficticias donde aparezcan elementos industriales reconocibles ya sean vintage o más contemporaneos como autos o aviones, etc., cuyas formas sean talvez reconocibles e incluso por ser hiperrealistas lleguen a mostrar parte de la chapa con emblema dando a reconocer la marca aun sin mayores detalles, y a estas ilustraciones colocar un texto tipo leyenda o titulo solo con el nombre mas no logotipo ni símbolo, (ej.: ferrari spersqualo 1955 o mustang 1973) para luego imprimir en cualquier soporte o vender online ¿estaría violando derecho de propiedad industrial? Gracias.

  5. 15 abril, 2016 at 10:10

    Oliverio, lo más probable es que eso no genere automáticamente derechos de autor, por lo que te recomendamos acudir a una oficina de patentes y marcas.

  6. 14 abril, 2016 at 16:38

    Si yo dibujo y hago un diseño de nuevo modelo de bolsillo en una chaqueta? puedo o se acepta como diseño de mi propiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *