Lecciones aprendidas en MAPPING sobre propiedad intelectual y privacidad en Internet

Los días 1, 2 y 3 de noviembre, Safe Creative se desplazó a Praga para participar en la Segunda Asamblea General del proyecto MAPPING, una iniciativa europea para propuestas alternativas en temas de gobernanza de Internet, derechos de propiedad intelectual y privacidad.

Queremos agradecer a la organización la oportunidad de formar parte de estas tres jornadas de exposiciones y debates.

Con ocasión del evento, también nos gustaría aprovechar para hablar de tres cuestiones relacionadas con los temas centrales del encuentro y que creemos que os pueden resultar de interés:

Derechos humanos y propiedad intelectual en Internet

Para hablar de la situación actual de los derechos humanos y la propiedad intelectual en Internet entrevistamos brevemente a Christof Tschohl, director científico del Instituto de Investigación del Centro de Derechos Humanos Digitales en Austria.

Tal y como él nos exponía, de hecho, la propiedad intelectual es reconocida desde hace muy poco de forma explícita en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

C. T. : “En el artículo 17 […] es la primera vez que en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea se pone de forma explícita como un derecho fundamental.”

Le pedimos su opinión respecto a la situación actual, y si considera que ahora mismo existen formas de encontrar un equilibrio entre el derecho a la protección de la propiedad intelectual y el derecho a acceder a la cultura (Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos). Por ahora, nos comenta Christof, no existe tal equilibrio, ni soluciones capaces de satisfacer a todas las partes. Además se trata de un tema que toca directamente otro de gran importancia: la privacidad.

C. T. : “Todas estas plataformas para compartir archivos necesitan (por razones técnicas) que tú no sólo te descargues datos, sino que también subas datos. […] El problema no son las descargas, el uso privado que se hace, sino publicar y sacar beneficio de maneras directas o indirectas. […]

El problema acaba llegando a estos usuarios finales que, por razón de la tecnología que emplean, son los que están distribuyendo el contenido, aunque ellos en realidad no tengan interés en hacerlo. Se trata del modelo. 

Tenemos el problema de la privacidad por un lado, sobre todo cuando se trata de desvelar quiénes son los suscriptores detrás de una dirección IP, y por otra parte tenemos el contenido, la persona con derechos de propiedad intelectual, normalmente representada por grupos o firmas más grandes. 

No creo que hayamos encontrado un equilibrio todavía, por ambas partes. No resulta convincente para nadie. Para quienes tienen que aplicar la ley no resulta convincente, para los usuarios con cuya información se está trabajando tampoco y, por cierto, no creo que la mayoría de modelos satisfagan tampoco a los artistas, a los que producen el contenido.”

Lo que parece evidente a día de hoy es que las diferentes partes, lejos de encontrar un acercamiento, cada vez refuerzan más sus posiciones y se alejan al velar por sus intereses. Creadores, industria del entretenimiento, y usuarios.

Creemos que es necesario apoyar la creación de nuevos modelos de negocio que sirvan para acercar estas posturas, ya que público y creadores se necesitan unos a otros. La solución puede estar en nuevos modelos, como muchos que ya están surgiendo, que demuestren dar resultados y permitan contentar a ambas partes. Pero aún hay mucho por hacer.

Privacidad

Uno de los ejes vertebradores del evento fue el tema de la privacidad en la red, en un mundo post-Snowden donde los usuarios cada vez son más críticos con estas cuestiones (aunque no lo parezca). Muchos negocios están reconsiderando sus políticas para velar por la privacidad de sus usuarios.

En ese sentido nos interesó también hablar con Christof del concepto de la “privacidad por diseño” (privacy by design). Las plataformas que lo aplican son aquellas que protegen los datos personales de los usuarios y les informan del uso que se hace de cada parte de la información que facilitan, de forma transparente y sin ambigüedades.

C. T. : “Por diseño significa con consentimiento bien informado, dejar claro qué datos se van a utilizar y para qué, qué se revela y cuál es el uso interno que se hace de la información.”

En Safe Creative hemos tratado este asunto con mucho cuidado desde el principio. Consideramos que la privacidad de nuestros usuarios es fundamental, así que hablamos de nuestro sistema con Christof, que nos confirmó algunas de las prácticas que ya utilizamos y nos dio algún consejo más sobre la privacidad por diseño.

C. T. : “Por diseño es justo lo que dices: dar posibilidades. Dependiendo del caso de uso, el usuario puede elegir qué quiere revelar sobre sí mismo y para qué. […]

Una cosa es el caso de uso y otra los riesgos que hay asociados al caso de uso del sujeto. Si no hay información delicada en juego, si el riesgo es bajo… entonces puedes poner por ejemplo un sistema de identificación de un factor. En el momento en que ese riesgo aumenta, entonces […] un modelo de identificación de un único factor deja de ser seguro. ¿Cuál es el riesgo? Si se trata de una obra con propiedad intelectual de gran valor, y la cuestión es quién sería el autor, y otra persona podría tener acceso y hacerse con todos los derechos de esa obra… Recomendaría pedir más detalles. 

O por ponerlo de otra forma, se puede decir “vale, puedes mantener esta información privada y verificar con tu dirección de correo”, pero informando de los riesgos que suponga.”

Aprovechamos para recordaros, al hilo de sus recomendaciones, que comprobéis y actualicéis vuestros datos personales y las medidas de seguridad en aquellas aplicaciones que utilicéis con mayor frecuencia, o que contengan información valiosa.

En esta página podéis comprobar cómo de segura es una contraseña.

Nuevas propuestas de regulación en la UE

Durante las charlas pudimos hablar de las principales preocupaciones que hemos detectado entre nuestros usuarios, sobre todo acerca de cómo detectar dónde están sus contenidos en Internet, y cómo conseguir que se conozcan sus derechos como autores.

Al hilo de estas cuestiones, creemos que deberíais conocer las nuevas leyes de regulación que ha propuesto la Unión Europea, y que aún no se han aprobado. Los artículos 11 y 13 afectan directamente a creadores de contenido, usuarios e intermediarios, y supondrán grandes desafíos políticos, tecnológicos y logísticos:

Artículo 11. Protección de las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales. 

Artículo 13. Uso de contenidos protegidos por parte de proveedores de servicios de la sociedad de la información que almacenen y faciliten acceso a grandes cantidades de obras y otras prestaciones cargadas por sus usuarios.

En resumen, ambos artículos apuntan a dos tipos de plataformas: los sitios de agregación de noticias, como Google, Menéame o Reddit, y los servicios que almacenen y distribuyan un gran número obras en Internet.

El artículo 11 regularía el derecho a enlazar noticias y a reutilizarlas. (Más información)

Según el artículo 13, los servicios que almacenen y distribuyan gran cantidad de obras deberán implementar sistemas de filtrado, para garantizar que el contenido que distribuyen no se encuentra protegido por derechos de autor. Un ejemplo de este tipo de sistema sería el ContentID de YouTube.

Regulaciones similares ya se han puesto en marcha en España y Alemania.

 

¿Qué opináis de las nuevas propuestas de regulación? Esperamos vuestros comentarios. Os seguiremos informando, stay safe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *