Si no ves el nombre del artista, no compres en esa web

Anuncio taza "Espresso Patronum" en Facebook con link a Teechip
En la imagen, un anuncio con enlace a una página que vende el diseño presuntamente sin los derechos. Lo podéis encontrar en TeePublic para pagar a los diseñadores originales, tshirttrending.

Tras Black Friday, Cyber Monday, Giving Tuesday, y la Navidad a la vuelta de la esquina, seguro que tu muro de Facebook ya lleva días saturado de anuncios. Este artículo es para darle un respiro a tu bolsillo, poner freno a las compras impulsivas, y animarte a que investigues un poco antes de pagar.

Entre los artículos más populares que hemos visto estos días se encuentran (cómo no) las sudaderas, tazas, fundas para el móvil… con citas y diseños divertidos y originales.

Estos diseños tienen a artistas detrás, normalmente artistas independientes que los venden a través de sus propios canales, en plataformas en las que confían y que les garantizan un porcentaje razonable de cada venta.

Pero hay algunas plataformas que se aprovechan de la desinformación para vender los mismos diseños sin pedir permiso al artista original, llevándose todos los beneficios y sin rendir cuentas a nadie.

¿Cómo saber si la web es de fiar?

Anuncio taza "Love you to the moon and back" con Jiji en Facebook
Vamos a utilizar este anuncio como ejemplo. (Facebook sabe lo que me gusta)

En Internet es difícil saber de quién fiarse y de quién no. A continuación tienes una serie de pautas que te servirán de guía para decidir si comprar en una página, o salir huyendo y prenderle fuego. Voy a utilizar como ejemplo el anuncio de una taza que apareció en mi Facebook hace unos días.

La prueba del algodón: ¿Ves el nombre del artista?

Sí.

Estupendo. Si además tiene foto, el nombre es un enlace que te lleva al perfil personal en la plataforma, con el resto de diseños, el estilo de los diseños es coherente, y ves una descripción, actualizaciones, opción para contactar directamente, y enlaces a otros perfiles… Las probabilidades de que la página sea de fiar son altas.

Aquí la artista Karen Hallion lo explica muy clarito con una imagen.

122016noname_dontbuy005
Encontré el mismo diseño de Jiji disponible en Society6. Se ve al autor con enlace a su perfil en la misma web.
122016noname_dontbuy004
En el perfil hay más diseños de Tim Shumate en varios formatos, y un enlace directo a su perfil de Facebook.

No.

¿No ves cómo se llama el artista? ¿Ni siquiera su apodo? ¿Ni puedes ir a ver más diseños suyos? ¿Nada? Sal de ahí.

122016noname_dontbuy003
En esta plataforma el nombre no aparece. No hay forma de saber quién ha diseñado la imagen ni de contactar con él. En principio, eso es mala señal.

Googlear la web + “reviews” u “opiniones” no siempre funciona

Para confirmar sospechas a veces hay que investigar más. Buscar opiniones suele ser una buena forma de resolver dudas, pero hay que tener cuidado.

En el caso concreto de esta página donde venden la taza con el diseño, llamada TeeChip, han recibido críticas por enviar productos tarde y tener unos precios de envío elevados, pero la mayoría de comentarios que aparecen al googlear son positivos. Lo primero que aparece en la búsqueda son reviews de cuatro y cinco estrellas.

Esto quiere decir que, aunque hay sospechas fundadas para creer que están vendiendo diseños sin permiso, la página se toma el negocio en serio y envía los productos. Las opiniones son sobre los productos y la calidad de éstos; no nos van a servir para lo que queremos saber porque a la mayoría de los compradores no les preocupa si el dinero va al creador o no, o asume que sí.

Tampoco hay que descartar la posibilidad de que las opiniones que encontremos sean falsas y hayan sido subidas por los propios administradores de la página.

Al indagar un poco más, uno empieza a encontrar a usuarios que les acusan de usar arte sin tener los derechos, y de no responder cuando se les contacta. Pero no son los primeros resultados. Si se sigue indagando uno también encuentra a artistas que han publicado actualizaciones para pedir a sus seguidores que no compren en esa web.

122016noname_dontbuy010
Opiniones vistas en Trustpilot

Por eso, si investigas por tu cuenta, no te conformes con las primeras opiniones. Después juzga según tu propio criterio.

En caso de que entres en las redes sociales de la página web sucede lo mismo: puede que tengan seguidores y buenas opiniones, pero eso no garantiza que estén pagando por usar las obras.

Googlea el nombre + “art theft”

Esta búsqueda suele dar resultados más relevantes. Si buscas por ejemplo “Teefury art theft” (una página que sí es bien conocida y de confianza) no encontrarás ninguna acusación contra la página.

Si al buscar “El-nombre-de-la-web art theft” los primeros enlaces que aparecen van a denuncias y artículos de opinión en contra de la plataforma, probablemente lo mejor sea buscar un sitio alternativo donde comprar el artículo.

Ten en cuenta de todos modos que en cualquier web puede haber usuarios dándose de alta y subiendo contenido que no les pertenece, pero eso no quiere decir que sea responsabilidad directa de los administradores, sino de esos usuarios en particular. En esos casos el sistema de denuncias por uso indebido suele responder con agilidad y cerrar la cuenta del infractor.

No te guíes sólo por la seguridad ni la popularidad de la página

Existen muchas guías en Internet para saber si una página es segura o de confianza para comprar en ella. Éste no es el caso.

Como ya se ha mencionado más arriba, la página puede tener detrás a un equipo que se tome en serio el negocio, que atienda a los clientes y entregue los productos, y que haya creado una página con una plataforma de pago segura.

Es posible que reciba buenas críticas, y sinceras. Eso no significa que lo estén haciendo todo bien o que el negocio sea honesto.

Si lo que te interesa es que tu dinero llegue a quien debe, y pagarle al artista porque te gusta su trabajo, céntrate en encontrar la respuesta a esa pregunta y, en última instancia, si todavía no sabes si comprar o no en esa página, busca al artista.

Busca su política de derechos de autor

Debería haber un enlace, seguramente en la parte inferior de la página, a su “Copyright policy” o “DMCA policy”, o un apartado dedicado a propiedad intelectual y derechos de autor en los términos y condiciones de uso. Si no tienen un texto dedicado a esto, en una página que vende diseños originales… mala señal.

Puede servirte además para informarte sobre el protocolo que sigue la página para manejar estos asuntos, y para denunciar el uso ilegítimo de un diseño a los administradores si lo consideras necesario. Tal vez sea un error y lo retiren, o tal vez ignoren el mensaje. En ambos casos obtienes información sobre si comprar ahí o no.

Quiero el diseño, ¿cómo encuentro al artista?

Como ya hemos visto que a veces en la página no aparecen ni nombre ni enlace de contacto, hay que buscar otra forma de localizar al artista para hablar con él o, al menos, para comprar el diseño en una plataforma que sí conozcamos.

Ya de paso puedes avisarle de que crees que su obra está siendo utilizada sin permiso en otro sitio.

Si has llegado a la página a través de un anuncio de Facebook u otra red social, y éste lleva varios días publicado, es probable que algún fan ya haya dejado un comentario avisando a compradores incautos y haya puesto un enlace al perfil oficial del artista. Busca ahí primero, si tienes suerte es lo más rápido.

Si nadie ha dejado esa información, avisa tú en los comentarios de que la página no parece tener los derechos para vender el diseño, y pregunta por si alguien sabe dónde se puede comprar de forma legal.

Si tú encuentras el enlace antes, acuérdate de volver y compartirlo con los demás.

Cuando todo lo demás falle, el sistema que suelo utilizar es el siguiente: Pon el diseño entero en plano, diciendo que lo vas a comprar en formato póster, por ejemplo. A continuación, si puedes, haz click derecho con el ratón y selecciona la opción “Buscar imagen en Google”.

¡Bingo!
¡Bingo! Resultandos utilizando la búsqueda de imágenes de Google.

Si no puedes, captura la imagen con el botón “Impr Pant” y recórtala en un programa de dibujo, o utiliza alguna herramienta para capturar secciones de pantalla. A continuación arrástrala al navegador y úsala para buscar la imagen en Google.

Entre los resultados te debería aparecer alguna de las cuentas oficiales del artista.

Si el diseño muestra una cita muy concreta, un personaje… También puedes intentar encontrarlo con palabras clave. Incluso puede que la imagen esté firmada, pero si la plataforma no te deja ampliar el diseño será difícil distinguir el nombre del autor.

Algunas páginas de confianza para comprar sin remordimientos

122016noname_dontbuy009

Ante la duda, aquí tienes una pequeña lista de páginas de fiar donde encontrarás cantidad de obras de arte y diseños compartidos por los propios creadores. Si conoces alguna más, por favor, envía un comentario o contacta con nosotros en @SafeCreative o en Facebook.

 

  2 comments for “Si no ves el nombre del artista, no compres en esa web

  1. 20 diciembre, 2016 at 10:34

    Yo siempre me fío de Deviantart. Los perfiles que hay allí suelen tener varios años de antigüedad y te permiten ver la evolución del trabajo de los artistas y los comentarios que van recibiendo. Incluso algunos de ellos tienen marcado el precio de sus obras.

    Eso debería ser suficiente garantía de fiabilidad: múltiples opiniones ajenas (y cronológicamente diversas).

  2. 20 diciembre, 2016 at 02:19

    sitio web de negocios para Artistas, Empresarios, etc…

    SimpleSite.com

    Atte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *