En 5 minutos: Las propuestas de la Comisión Europea sobre copyright

El 14 de septiembre del año pasado, la Comisión Europea propuso un nuevo paquete de medidas de regulación de los derechos de autor, “para que la cultura europea florezca y se difunda”.

(Recomendamos leer el comunicado de prensa completo para información más detallada.)

Este paquete de medidas se sitúa dentro de la estrategia de la Unión Europea para crear un mercado único digital (DSMS).

Creemos que es importante que conozcáis en qué consisten los cambios se han propuesto, pues afectan a obras y creadores en Internet.

Se han redactado teniendo en consideración las nuevas plataformas digitales que permiten distrubir obras y contenidos de todo tipo, como los servicios de streaming tipo Netflix o Spotify y agregadores de noticias como Google News.

Las prioridades de la nueva Directiva sobre derechos de autor son tres:

  1. Mejorar la capacidad de elección y el acceso a los contenidos en línea entre los distintos países de la Unión Europea.
  2. Mejorar la normativa en cuanto a investigación, educación, e inclusión de personas con discapacidad.
  3. Un mercado más justo y sostenible para creadores y prensa.

Lo cierto es que hay varias medidas concretas que han suscitado debate, por ejemplo lo relacionado con la minería de datos (que entraría en el primer punto).

Sin embargo, vamos a resumir sólo aquello más esencial y controvertido del punto tres, pues creemos que os afecta a vosotros como creadores de contenidos de manera más directa: todo lo relacionado con el filtrado de contenidos, prensa, y reparto de royalties.

Filtrado de contenidos.

(Artículo 13 y Recital 38) 

En la práctica, supondría obligar a plataformas digitales como Instagram, Flickr, YouTube, etc.*, a detectar cualquier tipo de infracción de derechos de autor en el contenido que suben sus usuarios.

*La Directiva dice “servicios […] que almacenen y den acceso a un gran número de obras”, aunque no especifica qué se entiende por “gran número”.

Es decir, las plataformas tendrían que desarrollar sistemas para comprobar con una base de datos (no está claro qué base de datos) si cada obra que se sube está protegida. Las obras no podrían hacerse públicas hasta realizar esta comprobación.

¿Os suena de algo? Es como el sistema de Content ID desarrollado por YouTube.

El problema es que Google invirtió más de 60 millones de dólares en desarrollar la tecnología de Content ID. Un sistema de filtrado como el que se propone es un desafío muy costoso, al que muy pocos proyectos pueden hacer frente.

A esto se suma el hecho de que detectar ciertas infracciones es casi imposible. Por ejemplo, la fotografía de una escultura desde un cierto ángulo, o una obra que ha sido alterada de forma mínima pero lo suficiente para confundir al sistema automático de filtrado.

Nuevo marco legal para editores de prensa.

(Artículos 11 y 2/4)

Pretende ayudar a periódicos, revistas y otros servicios de prensa a recibir beneficio económico por sus publicaciones.

La nueva norma obligarían a cualquiera, individuo o plataforma, a pedir permiso antes de enlazar o hacer referencia al contenido de publicaciones de prensa (texto, imágenes, etc.).

Reclamar sus derechos o no dependería de la política individual de cada editor. No obstante, por si acaso, los interesados deberían contactar, pedir consentimiento y llegar a un acuerdo (cuando así lo requiera el editor) antes de poner cualquier enlace, citar, etc.

La norma tendría efecto retractivo y afectaría a publicaciones de prensa de hasta 20 años atrás.

Según Günther Oettinger, el Comisario Digital de la Comisión Europea promotor de estas propuestas, uno de los objetivos sería Twitter y servicios similares donde se comparten noticias.

Transparencia en el reparto de royalties. 

Si se gestiona de manera correcta este punto puede ser el más interesante y positivo para los creadores, a menudo (y por desgracia) los grandes olvidados en estos asuntos.

La situación actual en el reparto de royalties genera dudas y desconfianza, y existe desde hace tiempo la demanda de una mayor transparencia entre autores y entidades de gestión y distribuidoras, tanto tradicionales como digitales.

Mejorar la transparencia significaría restaurar la confianza, y mejorar los términos en los que se comercializan las obras, haciendo más justo el reparto de royalties.

Parece un paso adelante, y es positivo que esta demanda tan generalizada se haya visto reflejada en las propuestas de la Directiva.

  3 comments for “En 5 minutos: Las propuestas de la Comisión Europea sobre copyright

  1. Artemisa
    5 marzo, 2017 at 17:26

    ¿Esto del filtrado, es por nuestra seguridad o esconde una nueva forma encubierta de autocensura? No sé, me suena todo a un “Mundo Feliz” de Huxley…
    ¿Seremos más libres? ¿Estará protegida así la creatividad? Lo dudo mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *