Primeras conclusiones mesa Tecnología-Creadores

mesa tecnología y creadores

Gracias a todos los que asististeis la semana pasada a la mesa redonda que organizamos en colaboración con la Casa de América en Madrid: “La Tecnología: Oportunidad para la Difusión Cultural y la Protección de los Creadores”.

La mesa, que fue convocada con el propósito de intercambiar ideas de forma positiva sobre cómo la tecnología ayuda y puede seguir ayudando a los creadores, contó con la participación de expertos de diferentes ámbitos para contar con un panel rico en perspectivas, experiencia y opiniones.

Nos acompañaron el abogado experto en propiedad intelectual Andy Ramos; la directora de Asesoría Jurídica de Movistar Plus, Ángeles López; el responsable de Políticas Públicas de Google y Youtube en España, Antonio Vargas; el abogado experto en propiedad intelectual y licencias Creative Commons David Maeztu; el productor de cine y teatro, director de la ECAM, Gonzalo Salazar-Simpson; el director de cine y televisión Luis Oliveros, y el director gerente de Egeda, Octavio Dapena.

Queremos dar nuestra felicitación a los miembros del panel que compartieron ideas y propuestas que pueden ayudar a mejorar la situación general de los creadores y sus obras en el panorama digital. Creemos que es interesante destacar estas ideas y continuar trabajando a partir de ellas, para hacer frente a los desafíos que también se plantearon y que nos son de sobra conocidos.

Queremos agradecer a la Casa de América su colaboración para la realización de la mesa, así como a EPC que hizo posible y llevó a cabo la grabación del evento.

A la espera de la información detallada de las ideas y propuestas que compartieron los participantes con el vídeo de su participación, adelantamos en síntesis algunas aportaciones interesantes a las cuatro cuestiones centrales planteadas.

En relación al filtrado de contenidos propuesto por la Comisión Europea, se comentaron argumentos sobre la barrera que puede suponer, tanto a proyectos pequeños frente a los grandes, como a la capacidad competitiva europea.

Respecto a las soluciones frente al plagio y usos indebidos, hablamos de la aplicación de la normativa, la educación, junto con reflexiones sobre la posibilidad de que la legislación pueda impedir desarrollos innovadores.

Sobre los dos principales desafíos a los que se enfrentan los creadores, la creación en sí misma y la difusión de la obra polarizaron las opiniones y consideraciones.

Y sobre la última cuestión: la transparencia y equidad de la remuneración a los creativos en los modelos tradicionales y los nuevos que aporta la tecnología, las opiniones se centraron en los nuevos modelos, y más allá de la repetición de los desafíos de sobra conocidos, hubo búsqueda de planteamientos interesantes tomando al sector de los videojuegos como referente, o la disrupción que proyectos como Netflix o Spotify están ya suponiendo.

En unos días ampliaremos una exposición detallada junto al vídeo de la mesa.

 

  2 comments for “Primeras conclusiones mesa Tecnología-Creadores

  1. Kublai
    23 marzo, 2017 at 12:13

    Es cierto que muchas empresas usan la censura o autocensura, que es peor, como por ejemplo Flickr en este último caso por orden de no pocos gobiernos. La censura en Facebook, por ejemplo, y en otras plataformas tiene dos componentes: una claramente hipócrita y de moral religiosa propia y otra de influencia gubernamental, como ocurre con muchas plataformas que tienen presencia, por ejemplo, en los Estados Árabes Unidos, pero también en Alemania, por poner algunos ejemplos. En todos estos casos hay muchas excusas si bien en general tienen una base religiosa, pero sigue siendo un tema bastante tabú y con más consideraciones a tener en cuenta habida cuenta de los riesgos que supone tomar ciertas otras iniciativas como las que está poniendo en marcha el Reino Unido.
    Sobre los repartos de dinero está claro que la plataforma de Youtube no tiene por qué ser la plataforma adecuada para todos los titulares de derechos. En ese caso con ContentID y agregadores especializados pueden, si quieren, retirar los contenidos de ahí. De todos modos si lo que reparten es el 55% de lo ingresado, el 45% que no reparten es su beneficio y la suma de las dos cantidades el total. Sí que es mejorable si se monetiza algo y luego se comprueba que la declaración de titularidad para aceptar la monetización era falsa, pero creo que en eso Youtube ya está introduciendo cambios para crear bolsas de importes reservados hasta que se clarifique la situación, como pasa con las falsas denuncias de infracción de derechos que se dan. Creo que eso está claro y no conviene incidir en esto, sino acaso porqué las industrias no han sido capaces de ver lo evidente hace no ya cinco, sino ya unos veinte años. Creo que sí se vio pero se prefirió el camino cómo de influir como lobby en la legislación en lugar de actuar, competir y/o comprar los que se estaban quedando con el potencial.
    Sobre la responsabilidad estamos en la situación previa que citas como censura, pero aplicado al revés. La responsabilidad viene cuando existe conocimiento efectivo, hacerlo de otra forma, habida cuenta de la imposibilidad humana de verificar las excepciones y las apreciaciones sobre qué debe pasar el filtro y qué no, nos llevaría a un sistema incluso más pérfido que el actual. La primera víctima en este caso, por supuesto, sería el contenido sexual, erótico o pornográfico con lo que sinceramente, teniendo en cuenta cómo son muchos gobiernos de este mundo, sí se acabaría con la Internet como es ahora, porque, contrariamente a lo que muchos piensan, la Internet ya no es como era antes. Ha cambiado y mucho, pero para peor en muchos aspectos de censura que sistemáticamente se han empleado para luchar contra lo que muchos defendemos.

  2. 23 marzo, 2017 at 11:52

    Soy Antonio Marcos director de mi productora Xcanal y presidente de Apeoga, la Asociación que engloba al 95% de las empresas productoras y distribuidoras de audiovisuales para adultos, lo que siempre se ha llamado las películas X, aunque es una mala interpretación porque cualquier empresa productora de audiovisuales que contengan violencia también tendrían que estar reflejadas en este apartado.
    Felicidades a Safe Creative por este evento así como agradecer a Egeda su lucha contra la piratería. Es cierto que la piratería es el gran enemigo de los creadores, pero creo que se está hablando como el único y creo que es una equivocación centrar solamente esto como el único enemigo. Existe un enemigo más perverso y mucho más peligroso que es el “Gran Censor”, ese monstruo centrado en las grandes multinacionales, hoy presentadas como “las más grandes empresas” Google, Facebook, Netflix…, estas empresas han comenzado a Censurar el producto relacionado con el sexo como el “gran enemigo” a batir. Empresas que ofrecen productos en el que se refleja la violencia, las drogas, incluso hacen anuncios muy “simpatizantes” con la cocaína, pero no permiten nada relacionado con el audiovisual erótico. Hoy han comenzado a censurar el sexo, pero no os preocupéis que como vosotros no lleváis productos relacionados con el a por vosotros ahora no vienen, mañana irán contra vuestra filosofía, pero tranquilos que como vosotros la filosofía es cosa de “otros” no os influye, dentro de un tiempo vendrán a censurar a las ideas que no les cuadren a ellos y ya no podréis gritar porque nos habrán enmudecido a todos y no podremos gritar por vosotros.
    El representante de Google dijo que la industria tendría que estar contenta porque han repartido 1000 millones a la industria de la música… No nos dijeron cuanto habían facturado ellos para entregar esa miseria.
    Menuda audiencia hay que tener en Youtube para que puedan vivir los creadores a 0,17 euros por cada 1000 visionados… Y encima tienen la desfachatez, al igual que los piratas, cuando dicen que ellos no son responsables si la gente cuelga productos audiovisuales que no tienen los derechos ya que si se le comunica a ellos y se demuestra que no tienen los derechos los retiran…¿Dónde va el dinero producido hasta ese momento? ¿No deberían ellos, para subir productos, que cada uno pusiera sus datos fehacientes, sus documentos, como que son productos con sus derechos, antes de emitir los audiovisuales? ¿Si tengo una tienda que vendo productos que la gente me deja en depósito y yo no me aseguro de que son robados, contra quien va la ley?. Es decir una desfachatez impresionante de como quieren cambiar el sistema. De esa manera la cambiaría cualquiera. ¿No habrá algún estado que esté detrás de todas estas empresas? .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *