La protección jurídica de los Fanfiction

Hemos recibido varias consultas en nuestro soporte preguntándonos sobre si es posible registrar en Safe Creative “fanfictions”, que son obras (gráficas o literarias) creadas por aficionados a partir de personajes e historias de una película, un programa de televisión, un tebeo, novela o cualquier otro tipo de obra gráfica, audiovisual o literaria. Puedes encontrar más información sobre fanfiction en la Wikipedia, o ejemplos de ellos en esta página web.

Para poder responder a la pregunta planteada, tenemos antes que explicar la naturaleza jurídica de estas obras, así como breves conceptos básicos de los derechos de autor.

La Ley de Propiedad Intelectual protege toda obra creativa y original desde el mismo momento que es creada, y lo hace hasta 70 años después de la muerte del autor. Dentro de este amplio periodo de tiempo, ninguna persona podrá reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar esta obra sin autorización expresa del autor o de los titulares de derechos de la misma.

Como decimos, nadie podrá transformar una obra sin autorización previa del autor, y a efectos de la LPI, una transformación de una creación supone “su traducción, adaptación y cualquier otra modificación en su forma de la que se derive una obra diferente” (artículo 21 LPI). De esta forma, la ley establece que corresponde al autor la exclusiva facultad de autorizar la modificación de una obra, no pudiendo hacer cualquier tercero dicha transformación si no cuenta con el permiso del autor o titular de derechos actual.

Esto, llevado al terreno de los fanfictions, implica que para que una persona pueda realizar un relato o una obra gráfica basada en un personaje o una historia cuyos derechos pertenecen a un tercero, ella deberá solicitar la preceptiva autorización al titular de derechos para que permita la transformación de su obra.

Existe la falsa leyenda de que todo aquello que se haga sin ánimo de lucro está permitido, nada más lejos de la realidad. La Ley de Propiedad Intelectual establece derechos exclusivos en favor de los creadores de obras originales, pudiendo éstos iniciar acciones contra todos aquellos que reproduzcan, distribuyan, difundan o transformen sus creaciones, sin exigir que dichos actos se hagan con ánimo de lucro o sin él. Mientras que para iniciar una acción penal (con penas de multa y cárcel) por infracción de derechos de propiedad intelectual hace falta demostrar la existencia de ánimo de lucro, para comenzar una acción civil (con sanción principalmente económica) no es necesario demostrar este interés lucrativo de un tercero infractor.

De esta forma, hay que tener claro que podemos estar infringiendo derechos de terceros, incluso aunque no tengamos ánimo de lucro en la obra derivada que estamos realizando.

A pesar de ello, la aparente realidad es que parece existir cierta permisividad de los titulares de derechos, que aceptan que los fans puedan desarrollar historias en base a sus personajes favoritos, cuando lo cierto es que jurídicamente debería existir una autorización expresa para poder realizar obras derivadas a partir de tales personajes.

Sin embargo, sí es completamente legal realizar fanfics a partir de obras cuyos derechos de explotación hubiesen caído ya en el dominio público, pudiendo realizar obras derivadas incluso con ánimo de lucro, así como de aquellas obras cuyos autores hubiesen utilizado alguna de las denominadas “Licencias Libres”, que ya explicamos en un post anterior.

Una vez que sabemos la naturaleza jurídica (y la legalidad) de este tipo de obras basadas en creaciones de terceros, podemos responder a la pregunta que nos han realizado varios usuarios, sobre si es posible registrar fanfics en Safe Creative. Como hemos explicado en otros post, el registro ofrecido por Safe Creative tiene la principal utilidad de servir de prueba ante un hipotético juicio por plagio, para demostrar que una obra estaba creada con anterioridad a otra. Como el autor de un fanfic ha creado su obra al margen del titular de derechos, sería difícil poder exigir el respeto de unos derechos de propiedad intelectual que le pertenecen a un tercero, si bien ello no quita a que sea posible realizar el registro en Safe Creative.

En cualquier caso, nuestra recomendación es realizar fanfictions sobre obras o personajes cuyos derechos hubiesen caído ya en el dominio público, o que hubiesen sido puestos a disposición por sus autores mediante una “licencia libre”, para así evitar cualquier problema legal.

88 Replies to “La protección jurídica de los Fanfiction”

  1. ¡Hola! tengo una duda, si yo como creadora de una historia con personajes de otro autor ¡utilizo un actor que falleció se puede o seré sancionada?

    1. No estamos seguros de si en la pregunta se refiere a actor o autor. Sea como fuere, aunque un autor o actor fallezca, sus obras pueden estar o no el dominio público dependiendo de cuándo falleciera. Debe comprobar siempre el momento en que una obra entra en el dominio público pues suele oscilar entre los 50 a 100 años tras la muerte del creador. Si la obra no está en el dominio público deberá solicitar autorización por escrito y expresa a los herederos o titulares de los derechos de explotación tal y como explicamos en el artículo.

  2. Buenas tardes, entonces en el caso de que se registre un FanFic, ¿Sí sirve de algo? Me refiero a que si se intenta de algún modo proteger la obra, esa es mi duda.

    Buena tarde c:

    1. El registro de una obra es independiente de la publicación. Lo puede registrar, pero tiene que tener en cuenta que si no tiene autorización expresa de los titulares de la obra original, es poco probable que usted pueda defender derechos de autoría sobre su obra derivada de la anterior, como es lógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *