Fair Use Definition | Doug Walker "Nostalgia Critic" VIdeo

¿Qué es el “Fair Use” y qué está pasando en YouTube?

Esta semana, del 22 al 26 de febrero, se celebra la semana del Fair Use (#FairUseWeek).

Y no podría haber llegado en mejor momento, porque desde la semana pasada todo YouTube ha estado hablando del tema, reclamando los derechos de ciertos youtubers a utilizar fragmentos de películas, videojuegos, etc., en sus propios vídeos.

Para más información podéis seguir el hashtag #WTFU (Where’s The Fair Use?) en redes sociales.

Fair Use Definition | Doug Walker "Nostalgia Critic" VIdeo

Para quienes no estéis familiarizados con el término, el Fair Use limita los derechos de los titulares de derechos sobre una obra, y permite que otros utilicen fragmentos de ésta sin pedir permiso, con una serie de condiciones. Algunos de los criterios que suelen utilizarse para decidir si el uso de un fragmento de una obra se puede considerar “fair use” son:

  • Si es con fines de investigación, educativos, críticos o satíricos.
  • Si el tamaño del fragmento utilizado es reducido.
  • Si no ha habido un impacto económico significativo para el mercado potencial de la obra.

Es un término jurídico propio del Derecho anglosajón, y aunque suele traducirse como “uso legítimo” o “uso razonable” esto no quiere decir que el concepto legal como tal exista y se aplique en todos los países del mundo.

En España por ejemplo existe el derecho a cita, que tiene una función similar pero no sigue los mismos criterios y no sería del todo equivalente. Está pensada en el sentido literal de “cita” como “cita literaria”, y su aplicación en un caso como el de utilizar un fragmento de una película para una crítica no estaría claro en absoluto.

El debate, #WTFU y qué está pasando en YouTube.

Es probable que en los últimos días hayáis visto vídeos de muchos de vuestros youtubers favoritos hablando del Fair Use y de la política de denuncias por infracción de derechos de autor en YouTube. El tema no es nuevo, pero ha ido intensificándose hasta niveles difíciles de tolerar para muchos youtubers. Entre ellos puede que el que más ruido haya hecho sea Doug Walker, también conocido como “El crítico de la nostalgia”.

Walker se dedica desde hace más de 8 años a subir vídeo-críticas de películas. Para ello utiliza fragmentos de éstas, y por tanto siempre ha tenido que enfrentarse a denuncias por violación de copyright. Se sumó a los vídeos de protesta del último mes explicando el problema y cómo se ha ido agravando, y la semana pasada inició la campaña #WTFU, con un vídeo que ha sido muy difundido y comentado.

En él defiende a los creadores de contenido como él, expone cuál es el problema, cómo funciona el sistema de denuncias de YouTube, los “strikes” y “claims”, qué es el DMCA (Digital Millenium Copyright Act) y, en definitiva, qué supone todo esto en la práctica.

Resumiendo: cuando un youtuber recibe un claim strike por infracción de copyright es “culpable hasta que se demuestre lo contrario”, con consecuencias inmediatas sobre sus vídeos y su canal. El denunciante puede incluso empezar a recibir el dinero generado por los anuncios en lugar del youtuber hasta que se aclare el conflicto. Y, mientras que tres strikes suponen el cierre de un canal, no hay consecuencias para quienes envían denuncias injustificadas de forma recurrente.

I’ve been doing this professionally for over 8 years, and I’ve never had a day where I felt safe posting one of my videos, even though the law states that I SHOULD feel safe posting one of my videos. (Doug Walker)

Sin embargo, el principal problema no es que exista una “lucha” entre la libertad de expresión de los creadores independientes y el control de los grandes estudios, o que se pretenda censurar las críticas (aunque sí haya casos aislados). El problema son los sistemas de censura automáticos, como Content ID, el sistema desarrollado por YouTube para agilizar las denuncias.

Content ID compara el contenido original, aportado por los titulares, con el que los usuarios suben a YouTube. Esto permite detectar contenido protegido antes incluso de que se suba, cuando la infracción es muy evidente. Sin embargo, como existen trucos más o menos elaborados para subir contenido protegido sin que el sistema lo detecte de forma inmediata, luego se sigue filtrando, con sistemas automáticos y manuales. En este proceso, por desgracia, se censura de todo, tanto vídeos que usan los clips según el fair use como vídeos que intentan saltarse las normas alterando el contenido.

La solución no es fácil. La subida no autorizada de contenido es un problema real al que se enfrentan YouTube y las grandes plataformas de vídeo, y necesitan herramientas con las que detectar estos vídeos con material protegido y eliminarlos. Pero está claro que el sistema falla.

  • Falta interacción humana para que los creadores puedan defender su contenido y apelar al sentido común.
  • Falta información sobre qué es el fair use y su importancia para la libertad de expresión.

Os recomendamos ver el vídeo-respuesta de Jonathan Bailey, de PlagiarismToday, para contar con el punto de vista de alguien que ha estado en ambos bandos dentro del debate.

Según PlagiarismToday, YouTube nunca va a ser un lugar seguro para los creadores que se amparan en el fair use, y no hay vuelta de hoja. Pero afirma que no se trata de una batalla entre malvados estudios que buscan censurar y acabar con las críticas. Es una lucha contra un problema real en el que uno de los efectos colaterales está siendo éste.

This is about YouTube implementing a system to automate a burdersome process to them, that is imperfect  and is never going to be perfect. It’s that simple- There are no villains here. (Jonathan Bailey)

Cuestión final.

Tras conocer ambos puntos de vista, ¿qué debería tener prioridad? ¿La defensa de los derechos de autor, o la libertad de expresión? ¿Cómo podrían mejorarse los sistemas automáticos como Content ID?

¿Creéis que la solución está próxima, o que YouTube y las grandes plataformas nunca serán seguras para las reseñas, críticas y sátiras?

 

10 Replies to “¿Qué es el “Fair Use” y qué está pasando en YouTube?”

  1. Estoy en el lado de ambos, usar “Fair Use” que son de 30 segundos. No veo que les cause una gran afectación a la película, serie, anime etc. Pero es verdad que hay usuarios que casi te meten todo el capitulo de lleno o por lo menos gran parte de ello, ahí no solo te están dejando caer un mega spoilert; también están distribuyendo gran parte del material.

    Pero es verdad que para hacer un vídeo se necesita de contenido audiovisual. Y creo que para verse menos afectadas, podrían utilizar fragmentos de por ejemplo una película y otra parte de imagines estáticas. Ya que por desgracia eso te podría generar un sanción por parte de Youtube y como ya sabemos Youtube, le da muy poca importancia a los supuestos derechos de autor, incluso no verifica si estas compañías, personas cuentan con los derechos de autor.

    Mira un ejemplo: Yo subí un vídeo de 1 minuto de imágenes estáticas (foto normal) (como 10 imágenes estáticas que saque de la tv, ya que era un avance de un próximo capitulo) y después de 3 meses una persona me denuncia el vídeo por supuestos derechos de autor. Su nombre es Natalie Guest y es un simple canal de youtube, no tengo ni la menor idea de porque dice que mi vídeo de 1 minuto con imágenes estáticas (foto normal) de la serie de Miraculous. Dice que es su vídeo y me meten una denuncia, me quitaron el vídeo sin dejar defenderme y sin que esta persona cuente con derechos de autor. Natalie Guest no cuenta con ningún derecho de autor, ni sombre mi vídeo y mucho menos sobre la serie de Miraculous que pertenece a la compañía Francesa Zag.

    A lo que voy es que es notorio que Youtube no existe cuando, cuando te hacen una denuncia de supuestos derechos de autor. Y otras que son las compañías verdaderas, deberían de permitir un poco mas de 30 segundos, 1 minuto por ejemplo. Claro no gran parte del contenido, pero ambos ganarían, estarían distribuyendo su contenido por medio de los Youtubers famosos y 2 los Youtubers podrían seguir haciendo su trabajo sin tener tantos problemas.

    Pero desgraciadamente aquí el que debe de intervenir primero tendría que ser Youtube.

    1. El tema del “fair use” es un debate muy interesante. Habría que decir que creemos que no existe una duración estipulada. El fair use es un tipo de defensa que se puede argumentar en caso de existir una denuncia y juicio. Se debe valorar no sólo la duración, por ejemplo que no sea toda la obra, sino el contexto de uso, si afecta a la distribución, el tipo de obra, no es lo mismo un vídeo que una fotografía que una canción o un texto. Por supuesto que es muy difícil dilucidar qué es fair use o no, y es por eso que son los jueces los que suelen sentenciar en función de todos los factores que hay que tener en cuenta, queremos decir, además del porcentaje de obra usada.

  2. El sistema de derechos esta obsoleto.

    Fué creado a partir del derecho anglosajon del derecho de copia impresa.

    Pero aqui hay varios problemas.

    El primero, es el que se da de bruces, con lo que los mismos creadores del contenido argumentan:”Hacemos cultura”.

    Teniendo en cuenta que la cultura de una civilización es el conjunto de obras, que la plasman, cuando una obra es propiedad de alguien y no se puede usar ni comunicar, si no es bajo pago, eso ya NO es cultura. Es propiedad del alguien.

    Por otro lado está el problema moral: Miles de trabajadores van cada día a trabajar, muchos de ellos, creando y no reciben ningún royaltie por su creación. Deben seguir trabajando cada día para seguir ingresando.
    Por otra parte, músicos(discográficas), cineastas(o productoras), quieren recibir lo más eternamente posible, dinero por trabajos realizados hace 30, 0 40 años.
    No es justo.

    Siempre, aluden que la piratería es un problema para los miles de trabajadores, distribuidores, técnicos, secretarias, etc. Pero jamás hablan de las mansiones en las que ellos, viven, los millonarios contratos con las estrellas(antes, claro, de saber si la obra será exitosa). Siendo el porcentaje que se refleja realmente en la industria, una parte muy pequeña de todo el montante del negocio que se pretende hacer sobre una obra.

    Obra, que en el 95% está realizada por trabajadores que NO van a recibir royalties, sinó un salario por su trabajo.

    Otra parte es el capital.

    En paises cómo USA, si que podemos hablar de una industria totalmente privada, y cuyo músculo económico proviene de manos privadas, de productores y distribuidoras.

    Pero en Europa, funcionamos, muchas veces con subvenciones con dinero público, o con dinero de cadenas de TV publicas, en el caso del cine, con lo cual, nos convertimos todos los ciudadanos, en productores de la obra. Por lo cual tenemos derecho a usarla, reproducirla y subirla a internet, ya que hemos pagado su creación.

    Siempre he pensado que los derechos de autor, han generado una “estirpe” de presuntos “bohemios” muy privilegiados, en contra del 99% del resto de las personas que deben trabajar y producir para generar ingresos cada día.

    Es por ello, que los derechos de autor, si deberían ser infinitos, mientras viva el autor, como reconocimiento a la creatividad de la obra, no así los derechos de reproducción que muchas veces, NO están en manos de los autores, sinó de empresas multinacionanes que sangran al autor y a los mercados, para obtener una rentabilidad que no les es legítima, mas que como agentes industriales, necesarios para la difusión de la obra creada.

    Por lo tanto, la obra creada, debería tener un plazo de monetización después de su creación de 5 años, como tiempo de comercialización, si es creada con dinero privado, para después decaer todas las licencias hacia el “free use”.

    Si es creada con dinero publico, via subvenciones, o via dinero de TV o cualquier otro organismo publico, debería ser publica en un plazo de 2 años.

    Eso si sería justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *